Google+ Followers

miércoles, 26 de marzo de 2014

Las cuevas.Gustavo Vela Turcott, “Las entrañas de la tierra”



Las cuevas
Una cueva es una cavidad subterránea natural, un hueco debajo de la tierra que se forma, principalmente, en zonas ricas en roca caliza. La roca caliza es un tipo de roca absorbente, resultado de un proceso de sedimentación y fosilización iniciado hace 50 millones de años en el fondo del mar.
La materia que dio origen a la roca caliza fueron los restos de moluscos, corales y otros seres de los arrecifes marinos. Por movimientos telúricos -plegamientos de la corteza terrestre-, estos restos ya petrificados quedaron finalmente a la intemperie en las montañas. El 20 por ciento del territorio nacional está formado por esta clase de roca. ¿Pueden imaginarse, entonces, cuántas cuevas hay en México?
La formación de cuevas
Una vez que la roca caliza alcanzó la superficie, empezó a disolverse lentamente al contacto con la lluvia. Durante millones de años el agua, al filtrarse, fue haciendo
pequeñas grietas que, poco a poco, dieron lugar a espacios más grandes hasta llegar a formar rutas subterráneas por las cuales se puede caminar.
¿Qué favorece la formación de cuevas?
El clima influye de manera muy significativa. Existen lugares cuyo suelo contiene materiales solubles en agua, como la piedra caliza o el yeso, pero debido a que la lluvia es escasa - como en los desiertos del estado de Coahuila- no se desgastan lo suficiente y, por tanto, las cuevas no son muy grandes.
El agua de lluvia se filtra y baja hasta chocar con el manto freático. Imagina un pastel con varias capas de pan; cuando el cuchillo se desliza hasta abajo para cortarlo, lo que lo detiene es la base de madera donde se asienta el pastel. En la naturaleza, el agua es el cuchillo que parte la roca caliza y el manto freático es la base de roca que detiene el paso del agua. La combinación perfecta para que se formen las cuevas es: cuanto más abundante y frecuente es la lluvia, y más suave y soluble es la caliza, más profunda y más larga puede ser la cueva.
Gustavo Vela Turcott, “Las entrañas de la tierra” en Un viaje al México profundo. México, SEP-Santillana, 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

La llorona Luis González Obregón, Las calles de México: Leyendas y sucedidos. Porrúa, México, 1997.

194. La llorona Consumada la conquista y poco más o menos a mediados del siglo XVI, los vecinos de la ciudad de México que se recogían en su...

Entradas populares