martes, 10 de diciembre de 2013

Avelyn Davidson, “Los inventos” en Aparatos y otras cosas. México, SEP-Mcgraw-Hill, 2005.



13.          Los inventos

Un invento puede cambiar nuestro mundo y hacer que nuestra vida sea más fácil, más segura, más rápida, más interesante o más divertida. Durante miles de años, el ser humano ha inventado cosas. Cada vez que prendemos la computadora, andamos en bicicleta, leemos un libro
o le subimos el cierre a la chamarra, estamos aprovechando el trabajo de los inventores.
Los inventores crean nuevas ideas y las ideas nos llevan a nuevos inventos.
Alfred Nobel (1833-1896) fue un científico sueco que inventó la dinamita. El propósito de su invento era que se usara en las minas, para que se pudieran hacer explosiones en las rocas con menos peligro. Sin embargo, la dinamita se usó en las guerras para matar y destruir. Alfred Nobel se molestó mucho por eso, por lo que el dinero que ganó por este invento lo utilizó para dar premios a las personas que hicieran algo importante o duradero en la ciencia, la literatura, la paz y los negocios. A estos premios, que se otorgan cada año, se les llama premios Nobel
Un invento puede ser muy sencillo, como un botón, pero también puede estar compuesto por muchas piezas, como una televisión. De cualquier manera, todos los inventos se basan en principios científicos. Los inventores utilizan estos principios para crear nuevos objetos y mejorar los objetos que ya tenemos. Si entendemos algunos de estos principios, será más fácil saber cómo funcionan las máquinas y los aparatos. Aerodinámica
La aerodinámica usa los principios científicos de las fuerzas que produce el aire al pasar alrededor de los objetos y empujarlos. Los diseños que se han hecho de las bicicletas se basan en estos principios. Las bicicletas de la actualidad son rápidas y fuertes.
En 1889, el francés Gadget vendió copias en miniatura de la Estatua de la Libertad a los turistas que llegaban a Nueva York, en los Estados Unidos. La gente que compró estas figuritas, las llamó gadgets. La palabra gadget, en inglés, se usa desde entonces para referirse a aparatos sencillos, pero ingeniosos, o herramientas. A veces, la gente inventa palabras como chunche para referirse a los objetos, cuando no se acuerda de su nombre.
Avelyn Davidson, “Los inventos” en Aparatos y otras cosas. México, SEP-Mcgraw-Hill, 2005.

1 comentario:

  1. Es verda que un invento te puede cambiar la vida ,pero no saben los riegos que pasa un inventor,los trabajos y sagrificios
    en poder llevar a la realidad ,compañías fraudalentas ,cobros excesivos por suspuestamente patentisarlos,hacerte el prototipo,llevartelo a ventas
    y todo esto al final si logra tu acometido ,tiempo perdido y tu dinero se esfuma.por lo debería de haber por el gobierno una pagina donde indique donde o a quien poder dirigirte correctamente, a lo mejor existe algo parecido pero no oficial.

    ResponderEliminar