Google+ Followers

viernes, 10 de marzo de 2017

poema chinanteco ocaso



Tialo



Lengua Chinanteca
Atä ejso na lijña lajɨ majä mo lajijñi i kä tsa jmi kuɨ
e tiajñi e kitsía
lijña mikui, lijña etsɨɨ jni.


Kö talo ki jɨjéé
Y mati tɨ lö yí ki tɨalo
Si jñi, Kuo’natia, echijni je rɨsa ejmɨjna ki jmɨɨ jnajya.


Ocaso





Hortensia Miramón Narciso


Señor, me gustaría poseer tu sabiduría para hacer infinidad de obras al hombre,
que en la fugacidad de su alegría, bendiga al cielo, bendiga tu nombre.



Y en una tarde de eterna primavera cuando la luz de ocaso mi mejilla bese, deja Señor, que de rodillas rece
salmos de mi plegaria íntima y postrera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

La llorona Luis González Obregón, Las calles de México: Leyendas y sucedidos. Porrúa, México, 1997.

194. La llorona Consumada la conquista y poco más o menos a mediados del siglo XVI, los vecinos de la ciudad de México que se recogían en su...

Entradas populares