Google+ Followers

viernes, 10 de marzo de 2017

cuento chinanteco Mutación inesperada



Tsa jï kojtía



Analy del Carmen Santiago García
Lengua Chinanteca
Jma náa tajmaä ka i wɨ jma kuaa jä, tsa jma kuä ngo tsijä. matiɨ kaa tɨ jmi jñɨ jma li ji’kuoa, jä jua xea ee jnaä tsa jmɨ kiä wɨ tsa wȯȯ jna.

Jma jnɨa jä lile jna tsajmɨ kiaa la ï juaa xea. Tsa jma’kiä axia wö jnɨ taa jnaä tsajmi kiä tsa ji’kuo jñia’lɨ jää tsi tsa’pɨ tsa jȯȯ jee jma ti kaló tsa jä chikɨ tsa liyä’ jmɨ tsiwɨ tsa pimí tsi tsa tsa töjmɨ matsö jä ee tsi jä chiki e lia ts ami kiä, jä jua khiki joo tsa iatsí jna, i malejä chiki tsa jï jä tsami liyiä tama.

Mutación inesperada




Hace mucho tiempo en un lugar lejano y escarpado un hombre procreó tres hijos. Cuando tuvieron la edad cercana al matrimonio,
su madre les dijo que, entre las jóvenes casaderas de la comarca, cada uno de ellos buscara su prometida. Que ella, con el paso de los años, se sentía cansada.

Al día siguiente, en obediencia a la recomendación de su progenitora, los jóvenes comenzaron a buscar a sus novias. Los hijos mayores no tardaron en hallar a sus mujeres con las que, inmediatamente, se desposaron; sin embargo, el menor de ellos, desde muy temprana hora se fue a la milpa, paraje en donde, -por la tarde-, se encontró con  una  hermosa,  encantadora  y  risueña  lagartija.  Como  era un pequeño animal fascinante, que a él nunca le había llamado la atención, atraído por un extraño presagio, le pidió que fuera su novia. Sin esperarlo, luego de que la lagartija dijo aceptar la propuesta, ésta se convirtió en una bella mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

La llorona Luis González Obregón, Las calles de México: Leyendas y sucedidos. Porrúa, México, 1997.

194. La llorona Consumada la conquista y poco más o menos a mediados del siglo XVI, los vecinos de la ciudad de México que se recogían en su...

Entradas populares