sábado, 22 de agosto de 2015

LOS CONJUNTOS DE DEPARTAMENTOS LA VENTILLA ATETELCO TETITLA TEPANTITLA


Para comprender la complejidad de la antigua ciudad es necesario abandonar el área de monumentos –delimita- da por el circuito empedrado– y dirigirse a alguno de los mal llamados “palacios”. A diferencia de lo que sucedía en el resto de Mesoamérica, donde la mayoría de la gen- te habitaba chozas unifamiliares, casi todos los teotihua- canos vivían en grandes conjuntos de departamentos,


LA VENTILLA

Al sur de la puerta 1 se localiza la entrada a cuatro interesantes conjuntos que pertenecen a un mismo barrio. Están separados entre sí por calles rectas y angostas, donde se puede apreciar la compleja red de drenaje que surcaba la ciudad. En el conjunto más austero fueron descubiertos más de 300 entierros y talleres donde se elaboraban ornamentos de piedra y concha. Otro conjunto –con los bellos murales del “Patio Bordes Rojos”– ha sido identificado como el centro religioso del barrio. Otro más destaca por tener pintados sobre el piso numerosos glifos del sistema teotihuacano de escritura.

ATETELCO

Próximo a Tetitla, este conjunto posee dos bellos patios. El denominado Patio Pintado tiene un altar en forma de una diminuta pirámide, el cual estaba decorado con serpientes emplumadas y dioses de la lluvia. El Patio Blanco fue cuidadosamente reconstruido para colocar en su lugar buena parte de los murales hallados durante las excavaciones. En los pórticos se observan procesiones de jaguares y coyotes rugiendo a la vez que devoran corazones, además de personajes –con cabeza animal o humana– que blanden armas y cuchillos de sacrificio. Tal vez los habitantes de Tetitla pertenecían a alguna orden militar.

Procesión de jaguares y coyotes. Mural de Atetelco, Teotihuacan.


TETITLA

Entre las puertas 1 y 2 empieza el camino que conduce a la también llamada “Casa Internacional”. Este conjunto sobresale por sus extraordinarias pinturas de felinos, aves rapaces, divinidades de la fertilidad y buzos que se introducen al mar para colectar conchas. Los murales de Tetitla integran armónicamente rasgos teotihuacanos, del Golfo, oaxaqueños y mayas. De esta última civilización se han identificado imágenes de dioses, hombres, serpientes, así como fragmentos de escritura. Por ello se especula si en este lugar residieron comerciantes o embajadores.

Mural 3 de Tetitla, conocido como “el buzo”, personaje que aparece con una red y rodeado de elementos acuáticos.


TEPANTITLA

Frente a la puerta 4 se encuentra este conjunto, célebre por el Tlalocan. Esta pintura muestra, en su parte alta, un monte que encierra el agua y los mantenimientos. Sobre él se yergue una divinidad con los símbolos del agua y del fuego en el rostro; tiene los brazos abiertos y deja caer grandes gotas de sus manos. Atrás se levanta un árbol florido y de ramas entrelazadas. En el talud inferior hay otro monte, del cual brotan corrientes que irrigan campos de cultivo. Diminutos hombrecillos se divierten allí, nadando, bailando, capturando mariposas, cortando flores o jugando a la pelota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario