domingo, 20 de abril de 2014

“Las señas del esposo” en Teresa de Santos (selección), Romancero para niños. México, SEP-Colofón, 2005.



Estando yo en mi balcón marcando y bordando seda, vi venir un caballero por alta Sierra Morena.
Me atreví y le pregunté si venía de la guerra:
-Sí, señora, de allí vengo,
¿tiene usté allí quien le duela?”.
-Allí tengo a mi marido, siete años lleva en ella.
-Me de usté las señas dél, si acaso lo conociera.
-Tenía un caballito blanco, con silla bordada en seda.
-Por las señas que usté da, muerto quedó ya en la guerra, y en el testamento deja y le dice a su mujer
que me case yo con ella.
-Eso sí que no lo haría, eso sí que no lo haré: siete años lo he esperado y siete lo esperaré; si a los catorce no viniere, de monja me meteré.
-Y esos hijos que tienes, dime qué les vas a hacer.
-Uno lo meto a cura, otro lo pongo a leer, otro lo dejo a mis padres para que sirvan dél.
-Vuelve los ojos, morena, si me quieres conocer;
¡tienes aquí a tu marido y no te casas con él!.


“Las señas del esposo” en Teresa de Santos (selección), Romancero para niños. México, SEP-Colofón, 2005.

No hay comentarios:

Publicar un comentario