martes, 10 de diciembre de 2013

Pedro Bayona, La Legión de la Tarántula. México, SEP-Solar, 1995.



28.          La Legión de la Tarántula
La Legión de la Tarántula es una banda de niños que siempre andan resolviendo misterios. Vamos a ver cómo comienza una de sus aventuras. Apunten en un cuaderno el mensaje en clave que yo voy a anotar en el pizarrón [puede estar ya anotado] para ver si pueden resolverlo en sus casas. Se vale que pidan ayuda.
Al atardecer, Oso Verde y Andrés se sentaron bajo un árbol en un parque de Guadalajara a leer una carta que Maripecas les escribió desde Mérida, donde estaba de vacaciones. Oso Verde era instructor en la Legión de la Tarántula; lo llamaban así porque era un niño corpulento que siempre se vestía de verde, incluyendo tenis y calcetines. Hasta su cama, su mochila y los libros eran de ese color.
A Maripecas le decían así porque era pecosa y se llamaba María. Junto con Oso Verde había resuelto muchos misterios.
Andrés, que observaba a su alrededor, interrumpió a Oso Verde.
-Allí está un tipo sospechoso -dijo.
-¿Dónde? -preguntó Oso Verde mirando a la gente que paseaba por el parque.
Andrés señaló a un tipo de pantalón de cuadritos que se acercaba, mirando a todas partes, a una fuente cercana.
Los niños fingieron leer pero vigilaron atentamente los movimientos del sujeto, que nerviosamente se detuvo junto a la fuente y tras ver que nadie lo miraba sacó de una hendidura un sobre blanco, y se alejó a gran velocidad.
-¡Se nos escapa! -exclamó Andrés al verlo perderse entre el gentío.
Pero Oso Verde, que era un experto en encontrar gente en una muchedumbre, pronto localizó al sospechoso.
-Está detrás del hombre de los globos -dijo Oso Verde acelerando el paso.
El sospechoso atravesó todo el parque y cruzó la calle. En una tiendita se detuvo, pidió un refresco y abrió el sobre. Sacó una hojita de papel y la leyó con gran atención durante un buen rato.
-¡Rectángulos! -exclamó Andrés-. Se me hace que ese tipo no sabe leer, ve lo que se tarda con esa hojita...
-Ya se va.
El hombre arrugó el papel y lo tiró a la calle.
-Deberían enseñarlo a poner la basura en su lugar -dijo Andrés enojado.
Los niños esperaron a que el hombre desapareciera y fueron en busca del papel. Al desdoblarlo encontraron lo siguiente:
AGERTNE ES
EUQRAP LE NE AICNACREM ANAÑAM REGOCER
-¡Con razón ni podía leerlo rápido, está en clave! -exclamó Andrés.
Los niños regresaron a su banca y, tras un rato de examinar el mensaje, Oso Verde exclamó: -Ya sé qué dice aquí, mañana tendremos trabajo.
¿Seremos tan listos como Oso Verde? Vamos a ver quién puede encontrar la clave, quién puede acomodar las letras y las palabras para leer el mensaje.
Pedro Bayona, La Legión de la Tarántula. México, SEP-Solar, 1995.

No hay comentarios:

Publicar un comentario