lunes, 13 de mayo de 2013

Un viaje a … La Edad Edad de Piedra Charlotte Hurdman



Tomado de: Un viaje a La Edad Edad de Piedra Charlotte Hurdman.
Mexico D.F.: Ediciones La Vasija, 2002
Págs. 6, 12, 14, 18, 22, 26, 28, 30, 36, 38, 56 y 58.


La Edad de Piedra es el periodo más largo de la historia del hombre. Comprende un lapso tan prolongado que con frecuencia se divide en segmentos más cortos de acuerdo con el tipo de instrumentos que se usaban. El primero y más largo fue  el  periodo  Paleolítico  o  Antigua  Edad  de  Piedra,  que empe hace más de dos millones de años. A continuación se halla el Mesolítico o Edad Media de Piedra, hacia 10 000 a.C. Durante este periodo el hombre comenzó a utilizar nuevos artefactos, como arcos y flechas para cazar venados y cerdos salvajes. Hacia el 8000 a.C. comienza el Neotico o Nueva Edad de Piedra con la crianza de animales. Pero la Edad de
Piedra continuó en diferentes periodos por diversas partes del mundo, a que esas divisiones no siempre son útiles. La Edad de Piedra concluyó cuando el hombre empezó a trabajar los metales en gran escala.

El hombre vive hoy en toda la Tierra, pero hay varias opiniones  de cómo se pob el planeta. Unos expertos creen que nos desarrollamos en África antes de llegar a Asia y Europa, otros dicen que evolucionamos por grupos en diversas partes del mundo. Los primeros hombres en llegar a América quizás pasaron por Siberia, en Rusia, cuando el Estrecho de Bering era tierra firme, por el año 13 000 a.C. o antes. Se sabe que hacia 10 000 a.C. el hombre ya había llegado al extremo sur de América.

Migración y nomadismo
Los primeros hombres no se establean, no  vivían siempre en un mismo sitio. Eran nómadas y cambiaban de lugar a lo largo del año. Hacían lo anterior con el fin de hallar alimento. No sembraban ni criaban animales. Cazaban animales salvajes y recolectaban bayas, nueces  y otras plantas.  Ese estilo vida se conoce como cazador-recolector.  El paso de u lugar a otro se llama migración. Algunas migraciones de la Edad de Piedra eran estacionales,   para  seguir  rebaños  de  caza.  Otras  fueron  causadas   por  desastres naturales  como  incendios  forestales  o  erupciones  volcánicas.  Cambios  climáticos  y aumento de la población también forzaban a buscar nuevas tierras. Cuando aprendieron a sembrar, muchos se instalaron en hogares permanentes para cuidar sus cultivos.

Estructura social
En la Edad de Piedra había muy poca gente en el mundo. Los expertos estiman que en el año 13 000 a.C. había unos ocho millones de personas. Hoy somos seis millardos (seis mil millones). Podemos imaginar cómo vivían los hombres de la Edad de Piedra al ver cómo viven sociedades cazadoras-recolectoras actuales.

Aunque el hombre vivía en familia como ahora, esas familias vivían en grupos de familias llamados clanes. Todos los miembros del clan tenían parentesco entre sí, en general por línea materna c por matrimonio. Los clanes eran suficientemente grandes para proteger y alimentar a todos los miembros, pero no tanto como para que se pudiera perder el control de ellos. Todos, incluso los niños, debían buscar alimento. Los clanes quizás eran parte de tribus mayores que se reunirían en algunas épocas del año, como para la caza de verano,  por  ejemplo,  Los  miembros  de  una  tribu  compartían  lengua  y estilo  de vida. Cuando el hombre aprendió a sembrar, creció la población y la organización social se hizo más compleja.

Refugio y vivienda
El hombre siempre ha necesitado protegerse  del clima.  La temperatura  de la  Tierra  fue  mucho  más  fría  en  los últimos 100 000 años que ahora. En el verano, el hombre habitaba chozas, pero cuando el clima era severo las familias se iban a las cuevas. Hicieron rompevientos de roca en las entradas y chozas dentro de las cuevas para evadir mejor las tormentas y el frío. En verano, como seguían a los rebaños, los cazadores construían  refugios  con  ramas  y  hojas.
Las familias haan campamentos con chozas de ramas y pieles. Muy al norte, a falta de cuevas y árboles, hacían chozas con huesos y colmillos de mamut. Sin embargo, donde quiera que se instalaran, era importante tener cerca un lugar para obtener agua fresca.

Alimentación y recolección
La dieta de los cazadores-recolectores  de la Edad de   Piedra era muy variada. Poco a poco supieron  qué plantas  podían  comer  y dónde  crecían.  De la primavera  al otoño, mujeres y niños recogían semillas, bayas, nueces y raíces.

Recolectaban huevos de aves, flores en botón y hojas de plantas. En verano recolectaban chícharos, frijoles, calabazas y pepinos; el sol maduraba tiles, uvas, higos, mirtillos y arándanos agrios.

En otoño había almendras, piñas, nueces, avellanas y bellotas. Éstas se conservaban enterradas, mientras que las frutas y las bayas se dejaban secar. Insectos, orugas y caracoles también seran de alimento. Los panales silvestres y las hierbas añadían sabor a los  alimentos.  Los  encargados  de  buscar  alimentos  usaban  palos  para  desenterrar raíces y ponían la comida en bolsas de piel y canastas tejidas.

Cacería
Durante la última glaciación, los clanes cazaban manadas de bisontes, caballos, renos y mamuts que recorrían la tundra y los pastizales. Al principio usaban hachas de piedra y lanzas de madera, luego hicieron lanzas con puntas de hueso y pedernal y empezaron a usar arcos y flechas que permitían mayor alcance Se atacaba directamente a los animales o se ponían trampas. Se podía cazar una manada entera en la cima de un risco o en una emboscada. Éste era un buen método para obtener carne. Cuando los bosques se fueron expandiendo, se facilitó la caza con arcos y flechas. Para el año 12 000 a.C., aproximadamente,  los  cazadores  usaban  perros  domesticados  para  ayudarse  en  la cacería.  Cada  parte  del  animal  era  útil.  Para  alimentarse,  la  carne  se  cocía  o  se

conservaba seca. La piel se usaba para vestirse y la grasa para prender lámparas. Con huesos y cuernos se hacían utensilios y armas.

Las primeras cosechas
Por el  año 8000 a.C. los pueblos del Cercano Oriente  empezaron a sembrar y producir sus propios alimentos. En vez de sólo recolectar semillas de granos, como trigo y cebada, guardaban parte de ellas. Al o siguiente, las sembraban. Al controlar las fuentes de alimento, los primeros agricultores descubrieron que de un terreno pequo podía comer mucha gente. El hombre empe a instalarse permanentemente  en ciertos lugares para sembrar y guardar sus cosechas. En los siguientes 5000 años la agricultura pasó del Cercano Oriente al oeste de Asia, Europa y África. También se desarrolló en otras áreas de Asia por el año 6500 a.C., y en América por el año 7000 a.C.
Los  primeros  cultivos  estuvieron  en colinas  con suficiente  lluvia  para  sembrar,  donde crecían de modo natural trigo y cebada. Al aumentar la gente, se poblaron las orillas de los valles de los ríos, donde se podían regar las cosechas en periodos secos del año.

Domesticación
Al tiempo que el hombre empe a sembrar, fue domesticando animales. Había cazado ovejas, cabras, cerdos y vacunos durante miles de años antes de que empezara a mantenerlos en cautiverio en corrales. Es posible que los cazadores acorralaran a los animales para atraparlos s fácilmente. Los animales encerrados se acostumbraban al hombre y se volvían mansos. Las ovejas y cabras quizás fueron las primeras especies en ser  domesticadas en el Cercano Oriente por el 8500 a.C.

Los  criadores  pronto  vieron  que  los  animales  más  grandes  tenían  mejores  crías; empezaron a seleccionarlos para la reproducción y tuvieron ejemplares más grandes y fuertes que los salvajes. Se domesticaron ganado y aves por sus huevos y su carne. En el sur de América, la llama era importante por su carne y su lana. Patos y cerdos de Guinea también eran   considerados útiles. Los cerdos fueron los animales domésticos más importantes en el sureste de Asia.

Artesanía
Las primeras artesanías fueron posiblemente las canastas hechas de bejuco y pequeñas ramas entretejidos. Las canastas se hacían con facilidad y eran livianas, pero no muy duraderas.       La       cerámica       era       un       trabajo       pesado.       Descubrir       que hornear  el  barro  lo  hacía  más  resistente  pudo  haber  resultado  de  un  accidente;  tal vez sucedió cuando una canasta cubierta de barro cayó en el fuego. Las figuras de barro horneadas se hicieron desde el o 24 000 a.C., pero al hombre le tomó miles de años advertir     que     en     la     cerámica     se     podía     cocinar     y     guardar     alimentos y  bebidas.  Las  primeras  vasijas  se  hicieron  en  Japón,  por  el  o  10  500  a.C.  Se daba forma a las vasijas con espirales o terrones de barro. Los lados se alisaban y decoraban   antes  de  hornear.  Otra  invención  neotica  del  6000  a.C.  es  el  telar. Posiblemente la primera prenda de vestir fue de lana, algon o lino.

Vestido
Los cazadores del último periodo glacial fueron quizás los primeros en usar ropa. La necesitaba   para protegerse  del frío. La ropa se hacía con pieles de animales que se cosían con tiras de cuero Las primeras prendas eran pantalones sencillos, túnicas y capas decoradas con cuentas de piedras de colores, dientes y conchas. También usaban botas que se amarraban con tiras de piel.

La  piel  se  preparaba  estirándola  y  raspándola  hasta  dejarla  limpia.  Las  prendas  se cortaban y se hacían hoyos con una piedra filosa llamada punzón. Los hoyos facilitaban la tarea de coser con una aguja de hueso que debía atravesar la piel. Con pieles limpias también se hacían tiendas de campaña, bolsas y sobrecamas.

Luego que empe la cría de ovejas en el Cercano Oriente, se usó lana para tejer telas. En otras partes hacían telas con fibras vegetales como lino, algodón, cortezas y cactus. La tela se coloreaba y decoraba con pintura vegetal.

Aldeas neoticas
Cuando el hombre hizo de la agricultura una forma de vida, debió quedarse mucho tiempo en el mismo lugar. En algunas zonas, los agricultores haan tala y quema. Esto es, limpiaban la tierra y después, cuando las cosechas habían desgastado la tierra, se iban a otra zona. Los asentamientos de agricultores se volvieron pueblos cinco o diez veces mayores  que  un  campamento  de  cazadores  y recolectores.  Al  inicio,  los  agricultores seguían cazando para comer, pero pronto sus cosechas y animales domésticos cubrieron la mayoría de sus necesidades. Tenían casas circulares o rectangulares de un piso, de barro, adobe, madera y paja. Calles y patios angostos unían las casas. La mayoría de pueblos estaba en tierras bajas donde era fácil obtener agua. Gracias al riego y la rotación de cultivos los agricultores pudieron vivir s tiempo en un mismo lugar.

El fin de una era
El fin de la Edad de Piedra fue marcado por el crecimiento de pueblos y ciudades. El primer pueblo fue posiblemente Jericó, en el Cercano Oriente, que se erig hacia el 8000
a.C.  y  200  años  después  tenía  2700  habitantes.  çatal
Hüyük, en Turquía, con cerca de 5000 habitantes, data, aproximadamente, del 6500 a.C. Quienes vivían en estos pueblos no sólo eran agricultores; también había artesanos, sacerdotes y comerciantes. Cuando el uso de los metales
se difundió, hubo mejores utensilios que le permitían al hombre producir más alimentos. Las mejoras en la agricultura son las que llevaron al hombre a las primeras civilizaciones, con fuerzas de trabajo bien organizadas, ejércitos y gobiernos en los que mandaban reyes y sacerdotes. Estas civilizaciones crecieron en las áreas fértiles de Irak, Egipto, India y China, y fueron el anuncio del final de la Edad de Piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario