Google+ Followers

lunes, 2 de abril de 2012

Meditando

Despues de varios años concluyo,que la vida no es como la miras,la vida se entreteje con deseos y desafios,pero muchos de estos no llenan las espectativas de la naturaleza del ser humano.
Somos el resultado de neuronas y el control de estas por permitirnos tener una mirada al mundo que habitamos,los costos son altos,como un material inerte y tan vasto en el universo se puede organizar y tomar conciencia de si misma?,A veces esa conciencia es efimera lo que dura una vida humana,por eso la importancia de que sobreviva pese a la vida tan efimera, de esta forma de vivir,si el universo tiene miles de millones a veces tan incomprensible, el tiempo que toma las formaciones de estrellas de constelaciones que como compararse,por eso el ser humano tiende a ser la conciencia del universo,de lo poderoso que puede ser...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

La llorona Luis González Obregón, Las calles de México: Leyendas y sucedidos. Porrúa, México, 1997.

194. La llorona Consumada la conquista y poco más o menos a mediados del siglo XVI, los vecinos de la ciudad de México que se recogían en su...

Entradas populares